LA AGROINDUSTRIA EN COLOMBIA

 

En América Latina y en Colombia el término agroindustria fue asimilado al de AGRIBUSINESS, adoptando la metodología de sistemas que articulaba la industria de alimentos, la actividad de transformación de materias primas y la integración de empresas y firmas diferentes unidas por intereses sectoriales, pero constituidas con capital agrícola e industrial.

 

En Colombia, en 1960 el sector alimentario participaba con el 29% del PIB y la industria de alimentos (excluyendo bebidas), participaba con el 2.3% de la Economía.

 

en 1970, los sectores más destacados de la industria alimentaria fueron: molinería, azúcar, grasas y aceites, panificación, productos lácteos, chocolaterías, charcuterías y dulcerías, entre otros. Surgían nuevos sectores como las conservas vegetales y las industrias pesquera y de cárnicos.

 

El debate académico, aparece en ésta década, sobre todo alrededor de las acepciones relacionadas con la problemática, propuestos por diferentes investigadores e instituciones, incluyendo al Ministerio de Agricultura. Las posiciones se centraban en considerar que una coordinación más estrecha entre la producción agropecuaria e industrial (de la industria de alimentos) o una unión básica y fundamental entre ellos, daría como resultado una producción alimentaria de mayor dinamismo y más bajos precios a nivel de consumidor, y la agroindustria, como un proceso de integración productiva ,era el eje para su logro.

 

 

la agroindustria alimentaría se diferencia con base en el grado de transformación que experimentan las materias primas. Al respecto,

existen 3 sectores diferenciados: los subsectores con un bajo grado de

transformación (pasteurización de la leche, productos de la pesca y beneficio de las carnes), los subsectores con mediana transformación (derivados lácteos, azúcar, panadería, alimentos balanceados para animales, chocolatería y confitería, entre otros) y subsectores modernos con un alto grado de transformación (procesos de conservación de frutas y otros alimentos)

 

SISTEMAS AGROINDUSTRIALES

La articulación del conjunto de las cadenas, conforman el sistema

agroindustrial, y éstas pueden ser de carácter agroalimentario o no agroalimentario, dependiendo de la procedencia de las materias primas. Machado (1995), efectúa una clasificación estructurada con base en la pertenencia a una agro economía, ya sea alimentaría o no alimentaría, derivado de sus intrincadas relaciones socioeconómicas y de mercado y, además, del tipo de producto que se genera en los procesos de transformación con base en sus materias primas.

 

LAS BUENAS PRACTICAS GANADERAS

Las Buenas Prácticas Ganaderas (BPG) se entienden como la aplicación

del conocimiento disponible para la utilización sustentable de los recursos naturales básicos en la producción de productos agropecuarios alimentarios y no alimentarios inocuos y saludables, a la vez que procurar la viabilidad económica y la estabilidad social.

 

El Continente Americano en el ámbito mundial, es el primer productor de carne bovina, tercero de carne suina y primero en producción lactea,  ostentando la menor concentración de superficie por habitante y población animal. Por lo que lo sitúa en un lugar privilegiado, para abastecer los incrementos en la demanda de productos pecuarios de calidad, a través de los mercados nacionales e internacionales.

 

 

Por lo anterior, las BPG contribuyen sustancialmente a enfrentar con éxito las nuevas demandas de consumo y comercialización de productos pecuarios, permitiendo dar seguimiento a la calidad e inocuidad del producto  en la cadena alimentaria y vigilar que los productos no contengan residuos que afecten el medio ambiente, arriesguen la salud de la población y de las personas que participan en su elaboración, y se cuide del bienestar de los animales.

 

Concretamente la BPG las podríamos orientar a cubrir los siguientes aspectos:

a) Instalaciones

b)Control de plagas

c) Sanitario

d) Alimentación y agua

e) Transporte animal

f) Registro e identificación animal

g) Bienestar animal

h) Condiciones laborales 

i) Manejo medioambiental de residuos

 

 (Moises Vargas-Terán, Oficial de Producción y Salud Animal)

Comentarios: 0 (Discusión cerrada)

    Todavía no hay comentarios.

BUENAS PRACTICAS AGRICOLAS

 

 

 

 

 

La FAO ha elaborado una definición de BPA descriptiva y explícita, al señalar que:

“ consiste en la aplicación del conocimiento disponible a la utilización sostenible de los recursos naturales básicos para la producción, en forma benévola, de productos agrícolas alimentarios y no alimentarios inocuos y saludables, a la vez que se procuran la viabilidad económica y la estabilidad social” 

(Marco para las buenas prácticas agrícolas (Segunda

Versión, Junio 2002)

 

Al Estado le cabe la tarea de colaborar en la incorporación de los atributos de calidad a los productos agropecuarios, como forma de diferenciación y valoración de los mismos, a través de políticas bien concebidas y concertadas con el sector privado. No siempre los atributos de calidad que diferencian a los productos agropecuarios, pueden ser verificados por el mercado.

 

Entre los atributos que pueden ser verificados por el consumidor se encuentran aquellos que son detectados por los sentidos (vista, gusto, olor y tacto). Si el producto no pasa esta verificación, el consumidor no lo vuelve a adquirir o no vuelve al comercio que se lo vendió. En este caso el mercado opera correctamente. Pero existen otro tipo de atributos, que el consumidor no podrá distinguir, como por ejemplo la presencia de algún tipo de residuo químico en el producto. En este caso, el mercado no opera correctamente y una instancia adicional deberá velar para que el consumidor no consuma ese producto contaminado. Dicha instancia deberá ser asumida por una disposición, norma o ley de carácter bromatológico, sanitario o ambiental, que marque un “piso mínimo”, el cual garantice la inocuidad de los alimentos.